Con dos cerezas y un palito



Si fuiste al Valle del Jerte para ver el cerezo en flor, y lo único que hiciste fue ver una interminable cola de coches, ahora es el momento de volver para que te desquites.



Si cuando llegaste al Jerte la familia había vomitado cien veces porque el GPS aún no conocía Extremadura y te metió por todas las curvas, es hora de que vuelvas para resarcirte.



Si te humillaste y casi te meas en los pantalones, cuando el señor propietario de los cerezos te dijo con la vara en la mano: "Qué cojone jace cortando una rama!!!!", es hora de que vuelvas para que le digas al mismo señor, que sus cerezas están de puta madre.



Si cuando llegaste al Valle y por aquello de que cuando sales de casa no vas al baño, ahora tienes que llegarte y dar un paseo y cual abeja, ir probando las diferentes variedades de cerezas existentes. Notarás un extraordinario movimiento depurativo interior.



Si estás cansado de que tu mujer te diga lo que le dolió el parto, tienes que ir al Jerte y jartarte de cerezas, para que tengas un buen cólico y te pongas a su altura.



Si los del restaurante donde te la clavaron en vez de darte de comer, te echaron de comer, tienes que volver, ya verás como sin tanto público y con la crisis en el cogote, te van a regalar hasta un chupito de aguardiente.



Si quizá te empachaste la vista de ver tanta y tanta flor, te aconsejo que vuelvas y al menos te empaches del dulzor cerecero.



Si hace tiempo que no haces deporte, ven al Valle del Jerte, y no compres las cerezas en las cientos de cocheras que verás seleccionando. Tan solo vete a un campo y haz lo posible porque te vea el señor, que ya verás como sudas.



Si eres un roñoso que no te quieres gastar los cuartos que tienes acumulados o no te apetece andar de fugitivo, que sepas que las cunetas de las carreteras, están llenitas de cerezas desechadas que se echan de abono y para que se las coman las cabras y cabrones (sobre todo los de dos patas).



Y si no te convence nada de lo anterior, al menos compra en tu supermercado habitual Cereza del Valle del Jerte, leñes!, que nos ganemos algo los ejtremeñu, que no tenemo ni pa pendiente pa la niiiiña. ;)

7 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Pues sí. Hay que ir, hay que volver, hay que comer, hay que c... y hay que salir por pies.... jajajaja.

Magnifica y apetecible excursion...

eu dijo...

Y que curvas, y sin radares, buena zona extremadura.

Me ha dado antojo de cerezas, fijate tú

PICOTA DEL JERTE dijo...

Visita nuestro blog sobre la Picota del Jerte:
http://picotadeljerte.blogspot.com/

allí encontrará las últimas noticias y videos sobre la Picota!

Anónimo dijo...

Hola,
.... y es que la cereza del jerte como la torta del casar, ambas son de Cáceres. No son extremeñas. . .......... buff verás tú ahora.

Anónimo-Paisano dijo...

Hola,
El Anónimo que ha dicho lo de antes es , soy , Anónimo-Paisano. Es que están tan guenas las cerezas del jerte.

Ose dijo...

Anónimo-Paisano, por ese camino al final nos vamos a silbar entre nosotros mismos el Himno de Extremadura.
A mi me gusta mas la Torta de la Serena que la del Casar, el jamón del sur de Badajoz que el de Cáceres, aunque el de Montánchez ....
Pero vamos, que viva la cereza mangurrina y la ciruela bellotera ;)

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el post, saludos desde Mexico!