Burguer de oreja, style life del´pueblo


Normalmente me curro los cocidos a primera hora de la mañana, para a eso de la una del mediodía, hora del vinito, ya esté preparado y pueda aprovecharle para currarme unos pinchos, como unos garbanzos rellenos al estilo de Poncela o mismamente esta hamburguesa de oreja, que a mi me gusta llamar “Tartar caliente de apéndice auditivo cochineril con reducción de jugo de cocido”, mas que nada por darle algo de glamour al acto de tomar el aperitivo en casa, ya que a estas horas, normalmente sigo con ese albornoz entreabierto que marca mi pelvis como nadie.
Siempre le pongo al cocido una manita o una oreja de gorrino, ya que además de espesarme el caldo de manera natural, me sirven para estos menesteres. Cuando se trata de la oreja, primero la descarno, que la ternilla no alimenta ni me hace gracia, después la pico finita y le añado puerro, cebolla, pimiento (prescindible) y jamón todo picadito y mezclo. Toda la amalgama la pongo en un aro sobre la sartén y lo dejo a fuego suave para una vez que esté hecha de un lado darle la vuelta sin sacarla del aro. En la sartén donde he hecho esta pura hamburguesa americana, reduzco un cazo de caldo de cocido que me sirve para ponérselo por encima y acicalarla.
Y yas´tá, te haces de medio litro de vino para ti solit@, un buen mendrugo de pan y compañía para compartir, pues no aconsejo tomarse una de estas entera, a no ser que quieras saber que se siente con una piedra en el estómago.

4 comentarios:

Ose dijo...

Para aquellos que no tengan aros ni ganas de gastarse euros en ello, como yo, podéis aprovechar las latas de otros productos, le quitáis la tapa de abajo, si os quedan rebabas las macháis un poco y vualá ¡ toma, toma y toma última tecnolgía en cocina !

Antonio Lopez dijo...

joer, buenisimas, prometo hacerlas :-) y comerme una entera jeje

nopisto dijo...

Pues a mi en Can Fabes me dieron algo parecido y lo llamaban cruijiente de oreja... Pa que veas.

Por si te apetece complicarlo más, alli lo ponían sobre un lomo de atún (entrecotte de atún lo llamaban) y lo salseaban con una reducción de vino tinto. No es un plato complicado que te puedes hacer en tu casa y epatar a los suegros y cuñaos.

Ose dijo...

Pfff, y yo que creía que era original de cojones ....
Un día le puse carabinero y estaba de cojón de mico, pero me has dado una buena idea, y creo que en vez de "entrecot atún (:O" lo voy a probar con bacalao. Eso si, la suegra no va a admirar dicha elaboración, pues en casa o ella o yo.